HIPOTECA MULTIDIVISA

Las entidades de crédito concedieron en los años previos a la crisis financiera, las conocidas hipotecas multidivisas, que se comercializaron con la aparente virtud de alejarse de las elevadas cifras que alcanzaba el Euribor. De este modo, las hipotecas en divisas se apoyaban en los diferentes tipos de interés que coexisten en la economía mundial. Yen o el Franco Suizo fueron las divisas por excelencia respecto a ese tipo de hipoteca.

Las consecuencias para los consumidores fueron muy distintas de las esperadas. En una hipoteca multidivisa los riesgos vienen dados por una subida en el índice de referencia y por una apreciación de la divisa en la que se constituyó la hipoteca frente al Euro. Pese a haber ido abonando las cuotas periódicas, comprensivas de amortización del capital prestado y de pago de los intereses devengados desde la anterior amortización, puede ocurrir que pasados varios años, si la divisa se ha apreciado frente al euro, el prestatario no solo tenga que pagar cuotas de mayor importe en euros sino que además adeude al prestamista un capital en euros mayor que el que le fue entregado al concertar el préstamo.

El consumidor afectado por estas hipotecas pude reclamar la nulidad parcial de clausula multidivisa y reclamar la conversión de su préstamo a euros, recalculando el préstamo en dicha moneda, reduciendo el capital debido en función de lo ya abonado y a devolver lo cobrado en exceso.

¿ Le Ayudo ?